lunes, 25 de mayo de 2015

Vida de la Virgen María




VIDA DE LA VIRGEN MARÍA
1. Nacimiento. La fiesta de la natividad de María se celebra el 8 de septiembre. Esta fiesta tuvo origen en la tradición de oriente (Jerusalén), hacia el siglo V, y recién en el siglo VII el papa Sergio I introdujo esta festividad en occidente.
2. Presentación en el Templo. La fiesta de la presentación de María se celebra el 21 de noviembre. Esta fiesta tuvo origen en la tradición de oriente (Jerusalén). Recién en el siglo XIV el papa Gregorio XI autorizó su celebración en algunas iglesias de occidente, y finalmente en el siglo XVI el papa Sixto V aprobó esta festividad para toda la Iglesia. La presentación de María en el Templo es un acontecimiento que no figura en la Sagrada Escritura. Aparece más bien, en los evangelios apócrifos. Según éstos, María, siguiendo la promesa de sus padres, fue llevada al Templo a los tres años.
3. La Anunciación. El texto de la Anunciación del ángel Gabriel a María está narrado en el Evangelio de San Lucas 1, 26-38, y se celebra el 25 de marzo.
4. María visita a su prima Isabel. El texto de la visitación de María a Isabel está narrado en el Evangelio de San Lucas 1, 39-56, y se celebra el 31 de mayo.
5. Nacimiento del Niño Jesús. El texto del nacimiento del Niño Jesús aparece en el evangelio de San Mateo  1, 18-25 y en el de san Lucas 2, 1-7. Se celebra el 25 de diciembre.
6. Huida a Egipto. La huida a Egipto de la Sagrada Familia de Jesús, María y José está narrada en el evangelio de San Mateo 2, 13-15.
7. Presentación del Niño Jesús en el Templo. El texto de la presentación del Niño Jesús en el Templo está narrado en el Evangelio de San Lucas 2, 22-38, y se celebra el 2 de febrero.
8. Vida en Nazaret. “Después de haber cumplido con todo lo que manda la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su propio pueblo de Nazaret. Y el niño crecía y se hacía más fuerte, estaba lleno de sabiduría y gozaba del favor de Dios.” Evangelio según San Lucas 2, 39-40.
9. El Niño Jesús, perdido y hallado en el Templo. El texto que narra el episodio en que el Niño Jesús se pierde y es hallado en el Templo de Jerusalén se encuentra en el Evangelio de San Lucas 2, 41-50.
10. Las bodas en Caná de Galilea. El texto que narra el milagro de Jesús en una boda en Caná de Galilea se encuentra en el Evangelio de San Juan 2, 1-11.
12. Pasión, crucifixión y muerte de Jesús. La pasión y muerte de Jesús está narrada en los cuatro Evangelios. San Mateo capítulos 26 y 27. San Marcos capítulos 14 y 15. San Lucas capítulos 22 y 23. San Juan capítulos 18 y 19. “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, y la hermana de su madre, María, esposa de Cleofás, y María Magdalena. Cuando Jesús vio a su madre, y junto a ella al discípulo a quien él quería mucho, dijo a su  madre: -Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego le dijo al discípulo: -Ahí tienes a tu madre. Desde entonces, ese discípulo la recibió en su casa.” Jn 19, 25-27
13. Pentecostés. La venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los apóstoles está narrada en el libro de los Hechos de los Apóstoles 2, 1-4
14. Asunción al cielo. La Asunción al cielo, en alma y cuerpo de María, es un dogma de fe que fue proclamado 1º de noviembre de 1950 por el Papa Pío XII. Su fiesta se celebra el 15 de agosto.
15. Coronación de María como reina del cielo y de la tierra. El papa Pío XII en 1954, instituyó la fiesta Litúrgica del Reinado de María al coronar a la Virgen en Santa María la Mayor, Roma. En esa ocasión el Papa también promulgó el documento principal del Magisterio acerca de la dignidad y realeza de María, la Encíclica Ad coeli Reginam (Oct 11, 1954). En su Carta Apostólica Marialis cultus el papa Pablo VI subrayaba el vínculo profundo que existe entre la Asunción y la Coronación de la Virgen, con estas palabras: «…La solemnidad de la Asunción se prolonga jubilosamente en la celebración de la fiesta de la Realeza de María, que tiene lugar ocho días después y en la que se contempla a Aquella que, sentada junto al Rey de los siglos, resplandece como Reina e intercede como Madre..». (Marialis cultus, 6). La fiesta de María Reina se celebra el 22 de agosto.

sábado, 16 de mayo de 2015

MONSEÑOR ROMERO.



Oscar Arnulfo Romero nació en Ciudad Barrios, El Salvador, el 15 de agosto de 1917.
Fue ordenado sacerdote en 1942. En 1970, la Iglesia lo llamó a proseguir su camino pastoral elevándolo al ministerio episcopal como Obispo Auxiliar de San Salvador y en el día de su ordenación episcopal dejaba claro el lema de toda su vida: “Sentir con la Iglesia”.
En El Salvador la violencia avanzaba, con ello la Iglesia se edificaba en contra de esa situación de dolor, por tal motivo la persecución a la Iglesia en todos sus sentidos comenzó a cobrar vida. En medio de ese ambiente de injusticia, violencia y temor, Mons. Romero fue nombrado Arzobispo de San Salvador el 3 de febrero de 1977.
En el transcurso de su ministerio Arzobispal, Mons. Romero se convirtió en un implacable protector de la dignidad de los seres humanos, sobre todo de los más desposeídos; esto lo llevaba a emprender una actitud de denuncia contra la violencia, y sobre todo a enfrentar cara a cara a los regímenes del mal. Sus homilías se convirtieron en una cita obligatoria de todo el país cada domingo. Desde el púlpito iluminaba a la luz del Evangelio los acontecimientos del país y ofrecía rayos de esperanza para cambiar esa estructura de terror.
El domingo 23 de marzo de 1980 Mons. Romero pronunció su última homilía, la cual fue considerada por algunos como su sentencia de muerte debido a la dureza de su denuncia: “en nombre de Dios y de este pueblo sufrido... les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, CESE LA REPRESION”. Al día siguiente, fue asesinado de un certero disparo mientras oficiaba la Eucaristía.
Beatificación: 23 de mayo de 2015 en El Salvador.

viernes, 8 de mayo de 2015

VIRGEN MARÍA, REINA Y MADRE DE MISERICORDIA, de Savona

Fiesta: 10 mayo



El 18 de marzo de 1538, a orillas del arroyo Letimbro (Savona, Italia), un sencillo labrador, Antonio Botta, que bajaba muy temprano esa mañana a lavarse las manos, tuvo una visión en la que se vio rodeado de un resplandor extraordinario, venido del cielo. Una voz salió del resplandor: “Levántate y no temas, yo soy la Virgen María”. Botta pudo distinguir entre el resplandor la figura de una mujer y recibió de ella el mandato de llevar un mensaje de conversión para su pueblo, y de volver a aquel lugar después de un tiempo.
Llegó el cuarto sábado -8 de abril- y, obediente a la orden de la Santísima Virgen, Antonio se dirigió al lugar designado por Ella. Y él mismo cuenta: “Habiendo vuelto el cuarto sábado al mismo lugar y rezando de rodillas mis oraciones, he aquí que repentinamente bajó del cielo un resplandor, aún mayor que la primera vez y se posó sobre una piedra que se hallaba a la orilla, y me rodeó de tal modo que me impidió ver, no sólo los montes, sino también los árboles más cercanos. Claramente vi en el resplandor a una Señora con vestidura y manto blanco y con una corona de oro en la cabeza”
La Virgen volvió a dejarle un mensaje para el pueblo, y luego, acabando de decir su mensaje, levantó las manos y los ojos al cielo, dio tres veces la bendición sobre el arroyo repitiendo siempre: “Misericordia y no justicia”, y desapareció.
La devoción a la Virgen de Savona creció, llegando al día en que, el 10 de mayo de 1815, el papa Pío VII, libre del cautiverio que le había impuesto Napoleón Bonaparte y que lo había mantenido desterrado en Savona y luego en Fontainebleau, coronó solemnemente a la “Virgen María, Reina y Madre de Misericordia”, en su advocación de Savona.

martes, 5 de mayo de 2015

SANTO DOMINGO SAVIO

Fiesta: 6 de mayo




Domingo Savio nació en Riva de Chieri, Italia, el 2 de abril de 1842. Al año siguiente toda su familia se trasladó a las colinas de Murialdo. Era un niño del pueblo, nacido en una familia profundamente cristiana, pobre y repetidamente probada. 
El 2 de octubre de 1854 conoció a Don Bosco. Desde ese momento ese santo sacerdote fue quién lo guió por el camino de la santidad juvenil, convirtiéndose en su padre, maestro y amigo. Lo llevó a estudiar a Turín. Allí pasó su adolescencia, viviendo como pupilo con los muchachos pobres que el mismo Don Bosco recogía en su Oratorio.
El 1 de marzo de 1857 su delicada salud se agravó. El médico aconsejó que fuera a su casa y que allí se repusiera. Al despedirse de Don Bosco y de sus compañeros les dijo: “Nos veremos en el paraíso”. Es que ya intuía que muy pronto iba a morir.
Efectivamente, el 9 de marzo, a tan sólo un mes de cumplir 15 años falleció postrado en la cama de su hogar.
Es la primera persona que a tan corta edad, sin ser mártir, fue proclamada santa. Fue canonizado por el Papa Pío XII el 12 de junio de 1954. Su fiesta litúrgica es el 6 de mayo, aunque muchos lo celebran el 9 de marzo por ser la fecha en que falleció.

lunes, 27 de abril de 2015

SANTA CATALINA DE SIENA

Fiesta: 29 de abril




Catalina nació en Siena (Italia) el 25 de marzo de 1347. A los siete años celebró su místico matrimonio con Cristo, pero de un modo privado, esto no se debió a fantasías infantiles, sino que era el comienzo de una extraordinaria experiencia mística, como se pudo comprobar después.
Su madre y su hermana intentaron persuadirla de que se casara, pero ella se dedicaba a asistir generosamente a los pobres y a los enfermos, daba consuelo a los afligidos y prisioneros. A los 18 años entró a la Tercera Orden de Santo Domingo, y recibió el largo hábito blanco y negro, y vivía en la casa de sus padres.
En su vida humilde y mística tuvo innumerables visiones y éxtasis, pero además practicó siempre un valiente compromiso con lo social y político. Aunque no sabía ni leer ni escribir trataba con gobernantes y autoridades, incluso logró persuadir al Papa para que volviera a residir en Roma.
En Siena, en el recogimiento de su celda de la casa donde vivía, dictó el “Diálogo sobre la Divina Providencia” para tributar a Dios su último canto de amor. En los comienzos del gran cisma aceptó el llamado del papa Urbano VI para que fuera a Roma. Allí se enfermó y murió, era el 29 de abril de 1380, tenía apenas 33 años.
Fue canonizada el 29 de abril de 1461, y el 4 de octubre de 1970 el papa Pablo VI la proclamó Doctora de la Iglesia.

domingo, 19 de abril de 2015

PECADOS CAPITALES





Tomado del Catecismo de la Iglesia Católica:
1866 Los vicios pueden ser catalogados según las virtudes a que se oponen, o también pueden ser referidos a los pecados capitales que la experiencia cristiana ha distinguido siguiendo a san Juan Casiano (Conlatio, 5, 2) y a san Gregorio Magno (Moralia in Job, 31, 45, 87). Son llamados capitales porque generan otros pecados, otros vicios. Son la soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula, la pereza.
Del Diccionario de la Real Academia Española:
-Soberbia: Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.
-Avaricia: Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.
-Envidia: Tristeza o pesar del bien ajeno.
-Ira: Pasión del alma, que causa indignación y enojo.
-Lujuria: Vicio consistente en el uso ilícito o en el apetito desordenado de los deleites carnales.
-Gula: Exceso en la comida o bebida, y apetito desordenado de comer y beber.
-Pereza: Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados.


martes, 14 de abril de 2015

NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT

Fiesta: 27 de abril



Según la leyenda, la primera imagen de la Virgen de Montserrat la encontraron unos niños pastores en el año 880, en la localidad de Manresa (Barcelona, España). Tras ver una luz en la montaña, los niños encontraron la imagen de la Virgen en el interior de una cueva. Al enterarse de la noticia, el obispo de Manresa intentó trasladar la imagen hasta esta ciudad, pero el traslado fue imposible ya que la estatua pesaba demasiado. El obispo lo interpretó como el deseo de la Virgen de permanecer en el lugar en el que se la había encontrado y ordenó la construcción de la ermita de Santa María, origen del actual monasterio donde se venera la imagen.

La imagen es una talla románica del siglo XII realizada en madera de álamo. Representa a la Virgen con el niño Jesús sentado en su regazo y mide unos 95 centímetros de altura. En su mano derecha sostiene una esfera que simboliza el universo; el Niño tiene la mano derecha levantada en señal de bendición. Con excepción de la cara y de las manos de María y el Niño, la imagen es dorada. Se comenta que el color negro de la cara de la Virgen y del niño se debe al calor que emitían las velas o cirios que se encendieron por años y años en su honor en el interior de la cueva, este calor poco a poco fue quemando las caras y manos, que tomaron ese color negro, color por el cual esta Virgen se ganó el apelativo popular de La Moreneta.

martes, 7 de abril de 2015

JESÚS DIVINA MISERICORDIA

Fiesta: segundo domingo de Pascua



Divina Misericordia
Nuestro Señor se apareció a Sor María Faustina, religiosa de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de la Madre de Dios (Magdalenas), desde 1931 a 1938, en Plock (Polonia). Faustina escribía en su diario todo lo que escuchaba y veía.
El 22 de febrero de 1931 escribió en su diario:
“Me encontraba en mi habitación por la tarde y me di cuenta que Jesús estaba ante mí, vestido de blanco. Una mano estaba levantada en ademán de bendecir, y la otra descansaba sobre su pecho. Del pecho, por la abertura de la túnica, salían dos grandes rayos de luz, uno rojo y el otro pálido. Contemplé a Jesús con fervor y en silencio; mi alma se llenó de temor, pero también de un gozo que no se puede describir”.
Después de un rato, Jesús me dijo: “Pinta una imagen según la imagen que ves y escribe debajo: “Jesús en Ti confío”. Deseo que esta imagen sea venerada, primero en vuestra capilla y después en el mundo entero”.
“Los rayos del cuadro representan la Sangre y el agua que brotaron del fondo de Mi Misericordia, cuando Mi Corazón, agonizante, fue abierto por la lanza en la Cruz. Los rayos pálidos simbolizan el Agua, que purifica el alma, y los rayos rojos representan la Sangre, que es la vida del alma… Antes de que yo venga como Justo Juez, abro de par en par las puertas de Mi Misericordia, pero el que no quiera entrar por las puertas de Mi Misericordia tendrá que pasar por las puertas de Mi Justicia.”
La imagen fue venerada públicamente por primera vez el 26 de abril de 1935. En la actualidad es venerada en la Iglesia del Espíritu Santo en Vilnius, Lituania.
Durante el pontificado de Juan Pablo II, el 30 de Abril del 2000, al canonizar a santa Faustina, se proclamó la fiesta de la Divina Misericordia, a celebrarse todos los años el segundo domingo de Pascua.




domingo, 29 de marzo de 2015

SANTA GEMMA GALGANI

Fiesta: 11 de abril



Gemma Galgani nació el 12 de marzo de 1878 en Camigliano, Italia. En su niñez quedó huérfana de madre y padre, así que luego de morir su padre vivió con su tía. Desde pequeña siempre fue una niña muy buena y muy piadosa.
A los 20 años sufrió una terrible enfermedad que la dejó en cama por mucho tiempo sin poder caminar. Gemma le pidió con mucha fe a Jesús que la sanara, y allí fue que comenzaron sus visiones. Se le aparecía su ángel de la guarda para conosolarla, la Virgen María, y algunos santos, como el joven santo pasionista san Gabriel de la Dolorosa.
Un día, al terminar de rezar una novena al Sagrado Corazón y al comulgar, el mismo Jesús le preguntó si quería sanarse, ella respondió que sí, e inmediatamente quedó curada de su enfermedad.
Por su gran devoción a san Gabriel de la Dolorosa, el gran deseo de su corazón era ser pasionista. Quiso ser religiosa, pero fue rechazada en todas las congregaciones por su débil salud.
El 8 de junio 1899, vísperas de la fiesta del Sagrado Corazón, recibió en una visión las estigmas de la Pasión de Cristo.
En ese tiempo los pasionistas realizaban una misión en la ciudad de Lucca, donde Gemma estaba viviendo, allí los conoció al fin, y comenzó con ellos una gran relación de amistad.
Muchos fenómenos relacionados con la Pasión se dieron en la vida de santa Gemma, y en varias oportunidades tuvo que luchar fuertemente contra el demonio que la tentaba y confundía constantemente.
El 11 de abril de 1903, a los 25 años, falleció enferma la casa de la familia Giannini, una familia que la había adoptado en la ciudad de Lucca.

lunes, 23 de marzo de 2015

SAN GABRIEL ARCÁNGEL




San Gabriel Arcángel
Lc 1, 10-20
Toda la asamblea del pueblo permanecía afuera, en oración, mientras se ofrecía el incienso.
Entonces se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías quedó desconcertado y tuvo miedo. Pero el Ángel le dijo: «No temas, Zacarías; tu súplica ha sido escuchada. Isabel, tu esposa, te dará un hijo al que llamarás Juan. Él será para ti un motivo de gozo y de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento, porque será grande a los ojos del Señor. No beberá vino ni bebida alcohólica; estará lleno del Espíritu Santo desde el seno de su madre, y hará que muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto». Pero Zacarías dijo al Ángel: «¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy anciano y mi esposa es de edad avanzada». El Ángel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena noticia. Te quedarás mudo, sin poder hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, por no haber creído en mis palabras, que se cumplirán a su debido tiempo».

Lc 1, 26-38
En el sexto mes, el Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo». Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin». María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?». El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho». Y el Ángel se alejó.